¿Correr mata? Vuelve la polémica a los medios

5 mayo, 2017

Recientemente dos publicaciones referenciando a dos profesionales médicos y con una mezcla de descontextualización y sensacionalismo, vuelven a encender la mecha. En contraposición decir que “el sedentarismo mata a más personas, pero sin embargo no vende noticias”.

Era lógico pensar que a mayor número de carreras y corredores exista una aumento absoluto (y no relativo) de Muertes Súbita del Deportista (MSD).

Por tanto, hablar en términos absolutos de MSD es no decir nada. La incidencia de MSD no la conocemos porque no conocemos datos de esa fórmula. No conocemos el número exacto de deportistas (en este caso corredores en riesgo) ni con precisión documentadas todas las MSD (no hay un registro nacional).

Los mensajes deben ser también positivos; el ejercicio físico es una potente herramienta generadora de salud (más que cualquier fármaco y muchos otros hábitos). Que la percepción del número mayor de MSD sea porque realmente hay más gente compitiendo en carreras y por el efecto de amplificación de la noticia por los medios de comunicación.

La segunda parte es que si que debemos identificar aquellos deportistas con un riesgo INDIVIDUAL aumentado. Cualquier deportista con un síntoma alarma (dolor torácico esfuerzo, pérdida conocimiento o mareo, palpitaciones, fatiga desproporcionada….) debería someterse sin ninguna duda a un reconocimiento por profesionales médico expertos en descartar potenciales causas de MSD, siendo las más frecuentes las de origen cardiaco. Es decir, la gente se muere corriendo fundamentalmente por problemas del corazón que no se han diagnosticado.

Por otro lado, los que no tienen esos síntomas habrá que individualizar el riesgo, pero si es mayor de 35 años, ha fumado, tiene antecedentes familiares de problemas cardiacos o MSD, colesterol alto, diabetes…son deportistas con un riesgo aumentado y sobre todo cuando COMPITEN (porque lo dan todo y fuerzan al máximo la gran mayoría).

Ese otro grupo también precisa de exploraciones completas y exhaustivas. No obstante lo que no tenemos claro es qué futuro nos depara en aquellas personas que durante mucho tiempo entrenan a elevada carga de volumen e intensidad intentado emular a los deportistas profesionales. En ese sentido, cada vez más queremos entrenar igual que los profesionales y no sabemos el coste a largo plazo más allá de las lesiones.muerte súbita

Por tanto, es indispensable cuando uno se pone a entrenar y participar en competiciones ponerse en manos de un PROFESIONAL DEL EJERCICIO. Él será su entrenador de cabecera. Conocerá sus condiciones, individualizará sus programas de entrenamiento, vigilará su salud… y eso nos lleva a la creación de una RED DE SEGURIDAD EN EL DEPORTISTA.

Cuando un profesional del ejercicio detecte un perfil de riesgo, presente síntomas o lo crea oportuno remitirá a los profesionales médicos sus corredores. Es una red en la que el epicentro o responsable de cabecera del deportista son los PROFESIONALES DEL EJERCICIO FÍSICO.

Por tanto el deporte es salud, no hay motivos para inquietarse y debemos crear una cultura de deporte seguro y guiada por profesionales de ejercicio y salud. DEPORTE=SALUD.

Darío Sanmiguel 2

Darío Sanmiguel Cervera
Corredor de Ultradistancia
Médico Especialista en Cardiología
Director Vithas Nisa Salud Deportiva en el Hospital 9 de Octubre

Share on FacebookTweet about this on Twitter